martes, 18 de diciembre de 2007

Hijos de Babel

Un nuevo concurso de talentos musicales llegará en enero a las pantallas de Televisión Española: Hijos de Babel. El formato, coproducido por Zeppelin TV y Producciones Anónimas, es una idea original fruto de una mezcla de reality game, concurso musical y talent show. Solistas y grupos competirán por un contrato con una discográfica y por un proyecto solidario para sus países de origen. ¿Un proyecto solidario para sus países de origen? Sí, aquí radica una de las novedades del formato....



Los concursantes serán músicos inmigrantes que tengan su situación regularizada en España. De esta afirmación se deducen tres condiciones para participar:

1) Ser músico. El equipo de producción busca artistas con cierta experiencia en el mundo de la música. Es decir, no habrá ni aficionados al karaoke ni "potenciales triunfitos con rizos". Al menos en teoría...

2) Ser inmigrante. Si eres músico y eres español, juega a la lotería para ganar el dinero necesario y producirte tu propio disco o llama al teléfono de otros programas "cazatelentos". Puedes elegir entre Tienes Talento en Cuatro o Tú sí que vales en Tele 5, enfrascadas ambas cadenas en formatos similares. Y si no tienes suerte, prueba con el nuevo programa de Karaoke que va a emitir Antena 3.



3) Y como tercer requisito, tener toda la documentación en regla.

El programa se encuentra en preproducción y el casting en su segunda fase, de la que saldrán los futuros diez concursantes -algunos de ellos, patrocinados por las embajadas de sus propios países-. Los participantes versionarán canciones conocidas y cantarán títulos de sus propios repertorios. Durante el desarrollo del programa, cinco días a la semana, convivirán bajo el mismo techo para preparar sus actuaciones con la ayuda de tres productores musicales. Todas las semanas se celebrará una gala en prime time en la que se eliminará a uno de los candidatos. El expulsado de la competición será aquél que quede en el último puesto del ranking semanal, elaborado a partir de los votos telefónicos y según el éxito cosechado en la página web oficial. Como novedad, las actuaciones se podrán descargar de Internet, por lo que el grado de acogida en la Red será fácil de medir. ¡Televisión e Internet!, ¡grandes aliados! ¿Querrá la SGAE sacar también tajada de este circo? Dejemos las preguntas obvias para otros momentos...

Hijos de Babel presenta una vertiente social además de la musical. Entre sus declarados objetivos está el de dar a conocer otras culturas y mejorar su integración en la nuestra. En otras palabras, podríamos describir esta otra cara del formato como una forma de revestir el concurso musical con un halo de servicio público con fines solidarios.

Dos aspectos me hacen dudar del éxito del formato:

1) Un programa para inmigrantes en el prime time de una televisión generalista: Una cadena que aspire a lograr el liderazgo no puede dirigirse en la franja estrella a un nicho concreto de la audiencia. Si bien es cierto que cada día son más los inmigrantes, también lo es que todavía representan un pequeño porcentaje de la población española. Por norma, los formatos de prime time pretenden llegar a un público lo más amplio posible.

2) Temas musicales desconocidos: Uno de los atractivos principales para la audiencia a la hora de ver un concurso musical es reconocer las canciones interpretadas. Si además de títulos populares los participantes cantan sus propios temas, desconocidos para el gran público, es probable que la audiencia no se sienta en sintonía con el programa.

En estados Unidos, muy sutiles ellos, ya han encontrado una nueva forma más directa y polémica de integrar a los inmigrantes. ¿Para qué hacerles cantar si los podemos casar? Esto es lo que debió de pensar un productor de Los Ángeles de descendencia mexicana, creador de Who Wants to Marry a U.S. Citizen?, para quien la mejor forma de integrar a un inmigrante es buscándole en un programa de TV a una pareja estadounidense.



Aunque si el objetivo de fondo es realmente contribuir a mejorar la integración de los inmigrantes en la sociedad española, TVE ya lo estaba haciendo con programas como Con todos los acentos, emitido en La 2 y con un marcado carácter divulgativo.



Por cierto, un saludo para todos los extranjeros que viven en nuestro país.

2 comentarios:

Mar Grandío dijo...

Hola Enrique, qué bien que estés en la "blogosphera" haciendo análisis tan buenos sobre la televisión, te seguire leyendo...
un abrazo

Enrique Guerrero dijo...

Muchas gracias Marimar,igualmente. Qué alegría saber de ti!